Siempre he odiado los phablets ¿cambiaré de idea tras usarlo un tiempo?

Autor: | Posteado en Android Sin comentarios

El que suscribe ha sido un firme defensor y cliente de celulares con diagonales de 5(cinco) pulgadas o menos. He huido sistemáticamente de las pantagruélicas pantallas que se ofrecían los phablets, abogando continuamente por la comodidad que tienen los tamaños más compactos para llevar el dispositivo en el bolsillo. Durante las últimas semanas se me anunció el desafío de utilizar un phablet, concretamente un Huawei® Ascend Mate 7, como primordial terminal para mi día(24hrs) a día(24hrs) a modo de prueba para saber si mi rechazo a estos “zapatófonos” salía reforzado o cambiaba de opinión. Estas han sido mis primeras sensaciones ¿cambiarán con el tiempo?

Llevo ya muchas semanas con un Huawei Ascend Mate 7 en el bolsillo – y lo noto -. Anteriormente, como ya he confesado en esta página en más de una ocasión, no sólo llevé celulares más pequeños en el día(24hrs) a día, como fueron un iPhone® 4(cuatro) o un Nokia® Lumia 1020, sino que en enero, a la hora de hacerme con un Android® para acabar mi periplo por todos los sistemas operativos, me decanté por uno de 4,7 pulgadas, el Samsung® Galaxy Alpha. Por si tenéis curiosidad, la maestría con ellos la he relatado a la vez en estos enlaces:

En esta ocasión, esta ocupación que, reconozcámoslo, posee algunos “extras” envidiables, me va a admitir poner a prueba otra de mis convicciones, la que me hace rechazar cualquier dispositivo con una pantalla que tenga más de 5(cinco) pulgadas. Para ello tengo la posibilidad, y llevo haciéndolo desde hace muchas semanas, de utilizar uno de los mejores phablets del mercado, y de los que tienen mayor tamaño de pantalla hasta 6(seis) pulgadas, de 2014, el Huawei® Ascend Mate 7(siete) – al que todavía tengo que instalarle Android® 5.1 con el enorme manual del amigo Victor Rodríguez – del que podéis consultar ficha técnica y análisis a fondo en los siguientes enlaces:

No voy a valorar este producto, ya lo hemos hecho profusamente y no posee mucho sentido, sino las primeras sensaciones que he tenido al usar habitualmente un dispositivo de estas longitudes y las primeras sorpresas, tanto buenas como no tanto, que me he descubierto con el formato phablet.

Mis manos no son pequeñas, no obstante no es suficiente

Evidentemente, al cambiar de una pantalla de 4,7 pulgadas a una de 6(seis) pulgadas, el tamaño se nota y mucho. El Galaxy Alpha es un dispositivo tremendamente consistente y ligero, con el que podía usar una sola mano sin problemas y que si le agarraba con las dos, no tenía problemas para llegar a ningún punto de la pantalla.

pantallas alpha mate 7

Con el Ascend Mate 7(siete) esto no pasa. Las primeras experiencias al intentar escribir con una sola mano han sido nefastas y, sin embargo lo coja con las dos manos, no es una maestría muy cómoda. Incluso he optado por meter un teclado que puedo disminuir en su tamaño, Fleksy, no obstante solo ha sido un parche. En general, sigo todavía tratando encontrarle confortabilidad a utilizar un smartphone tan enorme en este sentido, y creo que me va a costar bastante.

Un tamaño que, de momento, me molesta en el bolsillo

Soy de llevar el celular en el bolsillo. En el vaquero, un dispositivo de 6(seis) pulgadas es un incordio, sobre todo al sentarse. Pese a que el Ascend Mate 7(siete) posee muy balanceado el peso, lo que le da una sensación de ligereza alucinante para ser un dispositivo cuerpo metálico, ha sido un problema para usarlo inclusive en alguna bandolera en la que, directamente, no cabe en ningún bolsillo.

No todo va a ser malo… cosas muy interesantes y que me crean querer continuar usándolo

Cómo cabía esperar, lo que más me molesta de un dispositivo de estas longitudes es, eso, su tamaño. No obstante tengo que reconocer que si estoy mucho tiempo usándolo, no se si me va a ser fácil volver a utilizar 4,7 pulgadas. Y es que, lo reconozco, navegar, estudiar el correo, chatear o mirar un vídeo en esta pantalla es una auténtica gozada. Hay espacio bastante para todos los elementos y mis dedos pueden teclear tranquilamente en enlaces y botones sin dar a muchos a la vez.

Otro elemento que he notado, y mucho, es que con un dispositivo de estas longitudes hay un componente que crece en consecuencia, la batería. Pese a tener una pantalla mucho más “hambrienta” de mAh que la del Galaxy Alpha, estamos conversando que he pasado de unos 2.000 mAh a 4.100 mAh. Ya no me recorre un sudor frío por la espalda al mirar la batería al 10%, se que me quedan, literalmente, horas por delante antes de que me deje “tirado”.

Pequeños añadidos que se crean imprescindibles

Estar sacando el dispositivo todo el rato del bolsillo es una autentica pesadez si no es porque vamos a crear algo con el, por lo que han ido empezando a ser muy necesarios algunos accesorios para mi día(24hrs) a día. El 1.º han sido unos auriculares bluetooth con manos libres. No sólo por lo confortable de poder guardar el celular en la mochila y escuchar la música, evitando tener que llevarlo en el bolsillo del pantalón o la camisa, sino porque otra cosa que todavía me parece que roza el ridículo es ponerse semejante “loncha” en la oreja(aurícula) para hablar. Con temperaturas de 40º, una pantalla así pegada a la mejilla no es precisamente un “bálsamo” para abandonar de sudar – y la dejamos hecha un auténtico Cristo -.

accesorios mate 7

El otro complemento ha sido un Motorola Moto360. Lo probé con el Galaxy Alpha y era un complemento más, no principalmente “necesario” en realidad. No obstante con el Ascend Mate 7(siete) le estoy sacando todo el jugo para eludir en todo lo probable extraer el celular del bolsillo. Es una gozada poder crear cosas como controlar la música, estudiar mensajes – que no queremos responder – y lanzar alguna app como Shazam sin extraer el smartphone de donde lo tengamos guardado.

Aún tengo algunas semanas más – o inclusive más – para continuar empleando el phablet y, de momento, la balanza todavía se inclina levemente por celulares algo más pequeños, quizás ya de 5(cinco) pulgadas (o algo más como 5,2″ como máximo). Veremos si dentro de un tiempo es probable continuar empleando un dispositivo de esas longitudes o habré sido “abducido” por tamaños más grandes

¿Cuál ha sido vuestra experiencia? ¿Seguiré convencido de que 5(cinco) pulgadas es el tamaño perfecto de pantalla? Hagan sus apuestas.

El capítulo Siempre he odiado los phablets ¿cambiaré de idea tras usarlo un tiempo? se publicó en MovilZona.

MovilZona


Fuente del contenido original se encuentra más arriba (enlace), respetando todos los derechos de autor.

La prensa de Core i7

También puedes revisar estas noticias relacionadas.

Agrega tu comentario